LO PERDIDO

Este año se ha perdido

en la sombría niebla

de una ansiedad confinada

en la soledad de unos recuerdos

que revolotean en la mente

como banda de murciélagos,

viendo como el silencio

envuelve a las ciudades

carentes de la armonía

de su enigmático caos

convirtiéndose

en la desolación de la nada,

donde el cielo y la tierra

proyectan el crucigrama

de la muerte

refugio del abandono

destierro del vacío.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment