SOLO FUE UN SUEÑO

Solo fue un sueño.

en la penumbra de la noche

bajo la blanca luna

Anoche soñé contigo,

soñé que me decías

que me querías con locura.

Soñé que me acariciabas,

soñé con la gloria infinita,

soñé que tocaba con mis manos el cielo.

Quise que este sueño no terminara nunca,

quedarme ahí rodeado de tu presencia,

de tu ternura, de tus caricias y besos,

de tu amor de ninfa desnuda.

Pero desperté a la fría realidad

de amarte y no tenerte,

de verte y no poder acariciar

tu piel de luna,

De saberte tan lejos e imposible,

de no poder decir te amo,

al viento de tu figura.

 

A que nuestro único consuelo sea

miradas cruzadas,

a fugases momentos robados,

a la noche oscura.

Sin palabras de amor,

sin caricias, ni besos

que llenen los instantes

de tus recuerdos.

De esperanzas y sueños rotos,

de anhelos, de deseos,

de estar a tu lado

sea realidad y no un sueño.

De poder besar esos labios

que tanto me gustan,

se me antoja que deben saber

a gloria infinita.

De poder acariciar tu piel

suave y delicada,

que es mi tortura

imaginar cómo se debe sentir

el solo contacto de tu piel en la mía.

De amarte,

que sería como estar

en el mismo paraíso,

rodeado de tu presencia.

Aquí me quedo

con la esperanza

de algún día poder amarte,

poder al fin besarte y tocarte.

 

Pippo Bunorrotri.

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: