A PASADO MUCHO TIEMPO

A pasado mucho tiempo

desde que te fuiste

aquella noche húmeda

de primeros de Mayo

y tu vos suena

como una ligera brisa

de otoño frío

mientras tu figura

baila en mi memoria

abrazada a tu recuerdo.

 

Hablo con mi sombra

como si fuese la tuya

confesándome

lo que no me atreví a contar

en aquel tiempo

en que mis penas

quedaban en el bolsillo

y mis alegrías las tendía

en el tendedero

de la vecina.

 

Echo de menos

aquellos largos paseos

por el parque

del estanque de patos,

de jilgueros encerrados,

aquellas conversaciones

sentado a los pies de tu cama

en las que hablábamos

de cualquier cosa

y de lo importante

de la familia

que poco a poco

se diluía en el desespero

de la espera.

 

Últimamente regreso

a aquella noche húmeda

de primavera,

recordando

aquella conversación

entrecortada

entre lagrimas y suspiros

de promesas por mi parte,

porque por la tuya

ya las habías cumplido,

he de decirte

que algunas las he cumplido,

otras las he ido

aparcando en el tiempo

porque los reveses

no me dejaban ver

el claro del bosque.

 

Ahora ya ves,

ha pasado mucho tiempo

desde que te fuiste,

y la ultima promesa

he empezado a cumplir,

he perdido mis miedos

y he vuelto a escribir

como cuando era un chico

tímido y cohibido

por su tartamudez,

y solo tu leías mis cuentos

y mis versos sueltos

que hablaban de mi fantasía

y de tu sencillez

de madre preocupada

por su polluelo pertinaz.

 

Pippo Bunorrotri.

 

8 Comments

A %d blogueros les gusta esto: