Cuando vuelves a casa ahí la encuentras, como siempre, intentando halagarte, como siempre con el miedo sujetando sus palabras.   Es tu lacaya, tu escoba, tu saco, donde dejas tus frustraciones, y ella de rodillas suplica que no la mires tan siquiera.   De algún modo vive, entre tu engaño y sus errores que culpas le pone, y la mentira de la esperanza encerrada en un...

Antes de que tu negra sombra venga a reclamar su deuda y ya sea tarde porque en la frontera mi nombre ya está gravado en piedra del recuerdo.   Antes de que la memoria sea una bandera anclada en la duna de la playa, que no ondea en su brisa por sus airones.   Antes de que las palabras...

  La mentira cuenta un relato qué crees que se olvida al rato, mas ella solo se esconde en el cenobio del recuerdo donde cura la herida de la llaga que sangra sin llanto ni lagrimas dándote las repuestas que te salven del engaño.   Se desvive en razones, que llenan los agujeros negros de tu universo, no soporta...

El tiempo pasa, el dolor se mitiga, pero resiste en el recuerdo. Cuando el dolor llega lo disfrazas con palabras vacías y sentidas, y en el desfile de miradas que te dejan besos en las mejillas y palabras en un diario que no lees, que cuando termina lo metes todo en un baúl que escondes para que no sufra.   Pippo Bunorrotri.   https://youtu.be/tsm6Ex-655c...

Fue verdad que te quería. Fue verdad, que nos queríamos y nada nos importaba porque nos teníamos y los dos vivíamos un sueño construyendo una realidad de ensueño.   A la luna la metíamos debajo de la cama, al sol amarillo oro líneas le pintábamos sobre la cama.   En el cielo dibujábamos, desde la almohada, nubes algodonadas, formando mariposas que volaban de...

Al balcón se asoma la tarde a ver pasar la procesión del perdón de la mañana y en el estruendo de sus tambores y trompetas deja los sin sabores de una mañana que ya es mañana.   Vestida con la túnica blanca en la aurora en que nació tiritando pasa la mañana que ahora se va sudorosa y desaliñada a...

La vida es un tiovivo que da vueltas sin parar, cuando la miras solo ves imágenes borrosas que se transforman en una línea difusa en la que tu mente se fija esperando que se detenga en el numero que quieres.   Cuando el tiovivo se detiene ves la realidad de esa línea difusa, donde los políticos se flagelan por...

Me he escudado en el eco del silencio refugiándome en el nido del retiro de la golondrina, para que mis palabras se perdieran en una lagrima derramada mientras el suspiro cortaba el viento.   He moldeado la pena, como un alfarero su arcilla cociéndolo en el fuego de la amargura y en las pausas entre pena y amargura me he retirado...

Una golondrina,  me roba la mirada mientras veo como el viento se cuela entre los pasillos floreados de verde primavera con el sonido de las olas batiendo en mi memoria.   La sigo entre las esquinas de los tejados de barro desconchados por el tiempo de desconsuelo de una sociedad que se abandona en las horas esperando esos días que...

A pasado mucho tiempo desde que te fuiste aquella noche húmeda de primeros de Mayo y tu vos suena como una ligera brisa de otoño frío mientras tu figura baila en mi memoria abrazada a tu recuerdo.   Hablo con mi sombra como si fuese la tuya confesándome lo que no me atreví a contar en aquel tiempo en que mis...

No me gustan, los disfraces que esconde una realidad que atosiga y dan recelo, que su sonrisa, no es más que la mascara del engaño.   No me gustan, los tal vez, ni los supongo, ni los ya veremos, ni que piensen que mi tiempo es una pérdida de tiempo.   Que me digan lo que pienso sin antes haber dado forma con...

Su vuelo fácil parece, alcanzarlo complicado se hace, solo en sueños logras ser ese punto que en el cielo dibuja sueños. Quisiera ser pájaro volando con filigranas para que tú mirada alcanzara mi vuelo, para que tu sombra soñara en el cielo. Quisiera ser pájaro para sentarme en el viento con los pies colgando y ver la sombra de esos sueños que...

Noches oscuras donde los gemidos cabalgan en hilera en la arena caliente del desierto de los sueños, sobre dromedarios blancos y caballos de ébano, persiguiendo esbeltas figuras, como juncos de una ciénaga, escuchado en el ópalo del viento los cantares de las sombras invisibles que refrescan el cansancio del decente honrado y perturba el sueño del ladrón que roba imágenes de confusión que engendra la...

Fuimos dos almas perdidas, escondidas, en la sombra del misterio refugiados en las mudas palabras que gritaban su silencio negando la evidencia de nuestro destino. Sufriendo la desdicha en la penumbra de un soportal, en la oscuridad de una habitación donde las sombras mostraban sus misterios.   Fuimos una historia larga en la sinrazón del pasado, que aún perdura en el...

A veces, lo que te callas se queda en la pausa del silencio como un iceberg en un mar que se mueve con la intención del viento. En esa pausa se quedan tus preguntas y las respuestas que no tienes. En el ayer desconocido tus mudas palabras libran la batalla de un futuro incierto que te mira queriendo decirte algo que se...

Tú ya sabes que el amor se vuelve indiferente de tanto gastarlo, de tanto usarlo en medias verdades.   Cuando el adiós asoma en lo alto de la colina desbastada por el fuego del tiempo distante, es vital revivir las brasas de ese fuego sin llamas. Desesperado incas las rodillas en la tierra húmeda por las lagrimas pegando el rostro al suelo insuflando el ultimo...

Llegas en pleno baile de silencios tortuosos como una Cenicienta luminosa con tu traje de tul vaporoso, me tomas de la mano para dar los primeros pasos  en el teatro donde la soledad medita la apertura de un Valls sin partitura.   Llegas de la nada en medio del grávido pesar con palabras no escritas que colocas en mi...

Y que… si escribo versos que nadie lee, no es delito, ni mato ni robo ni miento solo son los pareados de mis sentimientos.   Y que… si es una pérdida de tiempo, es mi tiempo de querer quedar en ese tiempo que a ti te sobra.   Y que… si no duermo, es mi sueño de estar despierto moviendo los molinos de viento de tus sentimientos.   Y que… si...

  Un día te dije, que te quería y hoy aun te quiero, todavía, sé que me quieres, porque me lo dice tu mirada, sé que te quiero porque mi corazón late cuando tu rostro lo delata.   Los dos nos queremos tanto que en el olvido quedan los amores de otra vida donde la amargura era el amanecer del...

Entre la muchedumbre que camina sin sol busco tu rostro y solo hayo una sombra, sin rostro, que no me dice su nombre. En el bullicio de la ciudad rastreo tu aroma de mujer aromatizada con los pétalos de una rosa, como un perro de caza abandonado s su suerte y solo hallo el sendero del aroma de una...

Tú rostro se me olvido en el recuerdo del tiempo donde el olvido no tiene nombre, solo lagrimas secas sobre la almohada que empapan mis sueños. Se me olvido tu boca, esa boca sinuosa que en los atardeceres otoñales mi rostro recorría buscando el calor de unos besos apasionados que hablaban de deseo. El sabor de tú piel se me...

Sola en el mundo camina la pena, esa que es de todos y de ninguna, esa que nadie quiere y tú tienes, porque no saben qué hacer con ella. Los niños por ella pregunta, como si fuese cualquier cosa, los padres la disfrazan con la máscara de dos caras, los jóvenes de ella se burlan y los viejos,...

Cuando los errores son cantos rodados en tu caminar por la vida, en los que tropiezas hiriendo las palabras del sentir, te levantas y olvidas lo sabido. Olvidas para empezar de cero; con la mente fresca, con las mismas manos, con espíritu nuevo de otro yo renovado; con los mismos llantos, con las mismas lagrimas, con nuevos suspiros, caminando hacia...

En este mundo de necios quien resiste existe llenando su vida, vive su necedad entre la necedad de otros sin saberlo… vive. En el horizonte de su mirada ve que algo pasa y espera agazapado en silencio a que ese algo explote ante sus ojos gritando… “ya lo sabía” En el espejo de la sociedad mira su reflejo, donde estuvo, donde...

Te fuiste en el grito del dolor, en el llanto de lagrimas de tu hija, en el suspiro de perdón de tu hijo, en el silencio de tus nietos antes de que nacieran sin que supieras el vació del adiós que tu partida dejo. Te fuiste con la última palabra allá donde no estuviste, que...

Cuando el amor llega lo dejas todo, pierdes tu día a día por ese inesperado día que se presenta en ese mar tuyo donde la luna se baña desnuda. Sigues la huella de su estela hasta ese océano de olas que mueren en esa playa donde otro cuerpo espera el tuyo para revolcarse en el fuego de su...

Llega de puntillas como un fantasma en la sombra, de muerte te hiere dejando que te de sangres en el tiempo del desconcierto, y en el recuerdo del tiempo pasa de rabia a rencor en el suspiro de un instante. Pasa lento el desamor, te persigue, te atosiga… pasa… quisieras ahogarlo en el río de la nada, más entrecortado...

Cuando tu voz inerte se apague llegara la muerte besando tu frente fría, abrazando tu sombra, llevándote en el último suspiro allá donde los sueños son eternos. Te irás dejando recuerdos en el hueco de tus palabras pronunciadas en tu vida y en los versos de ese poema inacabado, y en los besos que has dejado quedara la amargura de...

deshoje las dudas, como pétalos de margarita, partículas de un alma sin espíritu que arrancan suspiros de un llanto desconsolado ante el reflejo de un espejo que muestra el rostro de la ignorancia. En la neblina del silencio se mueve como sombras, desnudas, robando besos a los recuerdos, de lo vivido, en el ayer del mañana disfrazando su desnudez que mendiga una...

Desgastada el alma, voy de allá para acá escribiendo los fracasos de mis ilusiones en un diario que nunca leeré en voz alta. Como un sonámbulo, voy de allá para acá buscando el deseo de un sueño, pero este sueño se ha perdido y el deseo sigue siendo el mismo. Como las olas, de un mar inquieto, voy de allá para acá dejando...

El tiempo nos barre, nos empuja, nos amenaza, siendo la cadena plateada de su reloj de bolsillo, ese que marca los segundos de nuestra vida desde el primer llanto. Nos quemamos, hasta convertirnos en tizones, en la llama del sentir reduciendo a cenizas las sombras de los sentimientos de lo que hacemos y somos alimentando las heridas de nuestros...

Siento tener que usar el recuerdo como espada de acero forjado con fuego y agua en los ojos contra el yelmo de tu silencio ese que encierra verdades y esconde mentiras atenazando el arrepentimiento. Vuelvo la vista atrás oteando el infinito horizonte de mi pasado y en el pináculo más alto de la ladera, del valle de...

La historia duerme apacible en la memoria gastada de unos pergaminos encuadernados, desgastados por el tiempo que cuenta su vida donde la verdad y la mentira son fantasía de una realidad vivida, contada de padres a hijos, por alguno y por otros. Ahora, los herederos de la historia, de algunos, de otros, de todos, despiertan de...

Día a día, camino por la vida tejiendo olvidos, remendando recuerdos, escondiendo los años de una evidente vejez que se acerca al ocaso del calendario conversando con la sombra del ayer. Lentas las horas del hoy que ayer fueron días de sueños e ilusiones compartidas, que en el presente son constante recuerdo en el nacer del día. Las arrugas,...

Sospecho… que la mentira es la mitad de una verdad, disfrazada de comedia. Sospecho… que la verdad es una realidad, vestida de cardenales. Sospecho… que la sociedad camina como las tortugas, con demasiados pesares. Sospecho… que el mundo nos mira desde el pasado, pensando en el futuro. Sospecho… que el presente es una cabronada, mirando el mañana. Sospecho… que las palabras son espadas afiladas, qué muerte dan al...

Solo en la soledad de la noche con el silencio de las palabras, me siento Michelangelo Buonarroti, mirando la oscura cúpula del firmamento y en el vació de la memoria ordeno los colores de las palabras con que pintar la existencia de este mundo en la cúpula que miro. Surgen las imágenes entre  la neblina...

Los tizones de tus recuerdos se convierten en cenizas de tú ausencia, gritando sin voz el deseo de tu palabra que habita en el vació de una existencia sin vida prediciendo un futuro sin mañana. En tu ausencia, rugen vientos que traen sombras sin voz que caminan como espectros en las tormentas del presente atormentando las dudas de tu...

Políticos criados en los pasillos, en una escalinata cualquiera criticando los papeles porque el comer lo tenéis gratis convirtiéndoos en políticos de plasma y redes, de populismos lisonjeros, de rancias añoranzas, que con vuestras palabras regáis el huerto de vuestro ego. ¿Por qué queréis controlar la risa, con vuestra sonrisa? ¿Por qué queréis esconder la alegría? ¿Por...

En el después sin tiempo, hay un antes con tiempo, donde los sueños son realidades, truncadas o realizadas, donde las sensaciones son vividas dejando recuerdos en el futuro. En el después sin tiempo no hay recuerdos, ni memoria, ni sueños que contar, solo palabras silenciadas que nadie escucha… si acaso una leve reseña del antes que se fue. El después, es...

Estoy condenado a ser un simple mortal persiguiendo su sueño… no soy un empresario de imperios, no soy catedrático que siente cátedra, no soy científico, ni matemático que endurezca el mundo, no soy sacerdote, ni obispo, ni cardenal que sus miedos esconde en el confesionario y sus sentimientos bajo la sotana… solo soy un simple...

El mañana mira el resquebrajado pasado en el tiempo de la vida y el presente hilvanado camina en la lapida de la subsistencia descalzo como un recién nacido recordando lo que era antes de haber nacido. Oscura voz sin nombre espera al final del túnel del presente que termina para seguir la huella de la palabra fría del...

Se escapa el verso en el desierto del poeta jineteando en el viento de la agonía de la noche en el rastreo de un poema que comprenda el sin sabor de su soledad. Las palabras son estrellas del frío desierto, que ilumina ese segundo de inspiración que marca el ritmo de las horas de un poema que...

Sombra, que perfila mi cuerpo con los rayos del sol naciente rellenando su vació con un oscuro gris plomizo para cubrir las perfectas  imperfecciones del espejo de su reflejo. Quietud de la nada que con tu forma botera, elaboras misterios que enigmas dejan en el alma, arrancando instantes al tiempo en el latir de un reflejo. Caminas a mi...

El primer llanto… inesperado. La primera mirada… perdida. La primera sonrisa… entrecortada. La primera caricia… tremola.   Ese primer día de inquietudes desiertas, de sentimientos sentidos dibujados sin palabras, que vi tu forma perfecta de cuerpo desnudo salir del humo de los suspiros del vientre de tu madre, que durante nueve meses tu figura moldeo a semejanza de un divino dios impoluto...

En el valle del desconcierto habla el silencio de sus lamentos encerrados en el tiempo queriendo ser purificados, revelándose las voces del “Ordeno y Mando” del sectario pasado, donde las beatas escondían sus pecados bajo la sotana del confesionario y los hombres murmuraban sus miedos aplaudiendo las sombras de las gruesas palabras, en negrilla del fanático sectario del “Ordeno...

No le escupas al destino, ¡no le escupas! ¡míralo!, míralo a los ojos con decisión, sin vergüenza, porque esta… te las has bebido en una copa de vino. sonríe, como quien sonríe aun vecino desconocido que te da los buenos días. Enfréntate a él con la razón soportando el peso de su decisión con el empuje del coraje que...

Tendidos en la proa de un barco que navega a la deriva, los sueños juegan, en un tablero de ajedrez, una tranquila partida entre blancas y negras, donde la estrategia la pone el tic-tac del reloj que mide los momentos de los movimientos del “peón”. Una voz insonora sobre vuela el  damero al ver la disputa entre la...

Sobre la herida de un amor fracturado en mil pedazos, como un cántaro de barro, el alma se pliega formando una cordillera donde se queman los rastrojos del ensueño de un sueño. Sobre la herida dejado por el amor en el corazón sangrante, cantaros de lagrimas caen lavando su dolor; y en el desierto húmedo de ese mar de...

Deja que sea yo, el yo, sin espejos ni reflejos, el que no utilice mascaras ni Zendale de terciopelo para hurgar en el alma, que sea el amanecer de un pasado muerto. Deja que sea yo, el yo, que su olvido sea un recuerdo en los minutos de un atardecer cualquiera, en las horas de un crepúsculo que asoma...

Tras la mirada del hombre se encuentra la desdicha que la claridad del día desfigura con su aroma y en la fatiga de la noche cuenta la cuaresma de la desgracia, mientras espera un día que llegue del ocaso en el amanecer del vacío donde la tragedia sea el recuerdo del olvido. Pero eso solo es un...

Hoy el día y la noche son iguales, pues en el equinoccio de primavera, es espacio donde se reúnen una vez al año para discutir su destino como dos hermanos gemelos, que el mismo vientre comparten, con dos caminos diferentes, en uno corre la vida y en el otro corren los sueños y en los dos se teje...

Miro al mar sosegado, ese “Mar Medi Terraneum” hijo del “Océano Atlántico” que perfila el horizonte de la mirada, que sus voces gritan respeto para su abatimiento, ese que la sociedad desprecia en las sombras de su avaricia que en bolsas arroja a las profundidades de su vida con desdén y sin estima. Ese mar, sereno, testigo de...

  Cuando la soledad habla, el silencio calla, escuchando con gusto el zumbido de sus palabras; en ellas la mente encuentra la reflexión que andaba buscando en los cansados días donde la congoja es la pesada carga que mina las palabras del sentir.   Cuando la soledad habla, el profundo aroma de sus enlazadas palabras llena el tintero del poeta, ensimismado en las...

La ciudad,  ruge en la luz del día, en el atardecer se asombra y llora en la oscuridad de la noche que sueña, con la esperanza de un nuevo día. La ciudad, en la quietud de sus sombras corre y vuela como una gaviota buscando su sino, ese que los hombres proponen en el avatar de su avaricia. La...

Las olas del mar se acercan a la playa dejando ilusiones, llevándose penas, al fondo de su mundo de misterios, enigmas y fantasía, donde los habitantes de sus profundidades esas donde la noche y el día,  la oscuridad y la luz son eternos amantes, creando esperanzas; mientras en la ciudad las ilusiones recogidas a la orilla del mar sobre sus lagrimas...

En el terciopelo negro, de la noche, danzan las estrellas con la melodía de las olas del mar, mientras la luna se baña en sus aguas. En el manto negro, de la noche, la ciudad guarda el silencio de sus miedos escondiendo sus temores, sus amarguras y desdichas en la penumbra de sus luces. En la melodía del silencio, de...

Tengo una extraña relación con la vida que camina en mi destino; ella va y viene y yo vengo y voy, y en la encrucijada de las cuatro esquinas; esas que señalan el norte, el sur, el este, el oeste, nos encontramos cuando ella viene y yo voy.   Nos miramos a los ojos y en su...

Paloma que en tu caminar asientes con tu diminuta cabeza los pasos que das balanceando tu cuerpo, que en el revolotear de tus alas buscas el acomodo de tus nerviosas alas y que en el vuelo planeas sobre el viento hallando tu sueño. Paloma que al alba despiertas sin sobresalto oteando el horizonte que es tuyo, buscando la sombra de...

Mas que la rabia de no verte, que es un frío dolor que congela mi corazón, me duele el pensamiento que escribes en mi mente. Palabras mudas en el silencio que son como dagas de hielo rasgando mi alma, amordazando mi cuerpo dolorido en el tiempo. Una tal vez si, un tal vez no, un puede...

Corre la esperanza, ese devenir que te define, con el numero uno en su espalda sin volver la vista atrás, donde el pasado queda rezagado, desafiando a los amaneceres donde los desafíos son avituallamientos para reponer fuerzas y las agonías, son quiebros que debes salvar. Corre la esperanza escupiendo susurros en tu mente, donde navega tu sueño esperando el viento en...