ABRAZO INESPERADO

Relucen los rayos

mas que las estrellas

en ese efímero instante

en que la sorpresa

se condensa

deplorando ese suspiro

que espesa el miedo

quedando tras la sombra,

que escucha y ve

girando la mirada.

El alma de queda parada

ante la emoción

de un abrazo inesperado

que borra la ira

del remordimiento

y los temores,

solo son el recinto

del instante de ese tiempo

en que el miedo

vuela a ese firmamento

donde duermen

las sombras disfrazadas.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment