AMANECER

Cada amanecer

la impredecible vida

nos sorprende

con las voces

de su despertar

haciendo que

en los frondosos bosques

de nuestro deseo

suene la melodía

de nuestra ilusión,

que en el día

de colores pintados

y en la taciturna noche,

la miramos con fascinación

descubriendo

los inacabados deseos

de nuestro sueño,

dejando en el limbo

que el viento del olvido

acaricie con mesura

nuestra trémula piel.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment