AQUEL VIENTO GÁLICO

Un viento gálico

nos sacudió

aquella tarde

de retrasada primavera

en que repentinamente

el sol se emborrono

en el diario

de nuestro devenir

posponiendo el sentir

evaporándose

en ese instante aterido

ese sentimiento

que había unido

nuestros momentos.

 

Nuestros corazones

conocieron la angustia

enfrentándonos

a la soledad y al dolor

y en la fría niebla

de nuestro solitario

ir y venir

esconde el enigma

de nuestro futuro

dejando en el presente

la distancia de unas palabras

y el silencio del acontecer.

 

Pippo Bunorrotri.

 

Tags:
2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: