ATARDECER DE SILUETAS

En la brisa del atardecer caído

distintas siluetas deformadas

se afanan en tejer con hebras

el donaire de seda del Zendale

de los arcanos de mis mente,

con los movimientos sinuosos

de su encorvado trazo,

lamiendo con su mirada

los silencios del esbozo

de un maduro pensamiento.

 

En las ondas lejanas del viento,

del recogimiento de ese silencio,

las emociones se mudan

en sibilinos sentimientos

haciendo que mi figura tremolé

ante el fuerte deseo de soñar

con una realidad desemejante de la nada,

emergiendo el vació en ese momento

en que el rizo de la soledad

rompe el crujido de esa realidad

que dibujan las siluetas

de la ventura de un presente

vivido en la casualidad

de nuestro sino.

 

Pippo Bunorrotri.

 

Tags:
No Comments

A %d blogueros les gusta esto: