CAMINO

En el camino

empinado de la vida,

golpeado por el tiempo,

siento la agridulce huella

de mi atípico día

que ha despertado

entre los sueños robados

de mi desvanecimiento

donde perdí el ahora

del reloj de mi tiempo.

 

En el flujo

de ese desvanecer

las horas del tiempo

de recuerdo, palidecen

en la memoria

encontrando las cicatrices

del latir de un ayer

que te hizo soñar

con el sentir del tiempo.

 

En el camino

golpeado por los minutos

del tiempo de espera,

los quemados tizones

del pretérito de un ayer

queman los rastrojos

de un lozano hoy

sin memoria.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment