CUANDO EL DESPUÉS

Cuando el después sea mañana

y el silencio mis palabras,

esa que mueren en las lagrimas

de un llanto que se queja

y el éxtasis de los sueños congelados

en la fría noche de ese mañana,

que nunca será ese hoy

que acaricia la lluvia,

que la brisa besa en el amanecer,

que la luz del día ilumine,

porque siempre será un mañana

en el que ha quedado

el reflejo de una sombra;

una sombra en la soledad de las sombras.

Cuando después sea mañana

quien recitara estos versos

de sombras y silencios,

de recuerdos vivos y muertos,

poniéndole rostro a esos poemas

de lagrimas y suspiros

del sentir de ese loco poeta

que en la poesía encontró

su inspiración de la vida

entrelazando palabras

que esconden la música

de sus sentimientos.

Cuando después sea mañana

solo quedaran unos poemas,

unos versos sueltos,

que hablen de hoy

en el mañana

llorando la pena de la soledad,

riéndose a carcajadas

del silencio de la pena

desde el catre de la tumba

de ese loco poeta

que se fue sin un adiós

en la soledad de su silencio.

 

Pippo Bunorrotri.

 

4 Comments

A %d blogueros les gusta esto: