CUANDO MORÍ

Cuando morí, aquella mañana

que ensartaba los minutos en las horas,

no lo entendí,

no sabía que había muerto

hasta que a otros oí decirlo

y la rabia carcomió mis entrañas

entrando en cólera al enterarme

como la muerte

me había llevado,

y pensé en esos recuerdos

que se habían quedado huérfanos…

¿Qué será de ellos?

sin un padre que los guié,

que les diga de quien son hijos,

quien es el padre que los amamanto,

sin un maestro que les enseñe

que las palabras las lleva el viento

dejando sentimientos,

que les muestre

que la vida no es un sueño

sino una realidad

donde la muerte habita.

 

Pippo Bunorrotri

 

6 Comments

A %d blogueros les gusta esto: