DE ELLA

De ella todo me encanta,

todo me atrae y me cautiva;

su mirada, su sonrisa, su rostro,

su gesto inquieto y tranquilo,

su andar ligero y tranquilo…

La lucidez de sus palabras,

que salen de su boca

como el chorro de una fuente,

dibujando su ondulada belleza

con la gracia de su figura…

Como puedo pensar

que un día será recuerdo

y no olvido en el tiempo.

Ella inocente como una flor,

dúctil como un junco,

dura como una roca,

luminosa como el día,

rubia como el trigo dorado…

gozo del privilegio

de mirarla cada mañana

en mi lacerante existencia

donde anhelo su mirada…

y en las arcadas

de las palabras

de mi poesía

halló la razón

para quererte cada día.

 

Pippo Bunorrotri.

 

4 Comments

A %d blogueros les gusta esto: