DÍA A DÍA

Día a día, camino por la vida

tejiendo olvidos,

remendando recuerdos,

escondiendo los años

de una evidente vejez

que se acerca al ocaso del calendario

conversando con la sombra del ayer.

Lentas las horas del hoy

que ayer fueron días

de sueños e ilusiones

compartidas,

que en el presente

son constante recuerdo

en el nacer del día.

Las arrugas, cuentan años

de crecientes alboradas,

de desvanecidos atardeceres,

de oscuras noches

llenas de pesares y amarguras

que en el reloj del ocaso

marcan las horas

pasadas y venideras.

Día a día, como una abeja

exhaló el polen de los segundos

pensando en la miel de las horas

desperdiciando los minutos

de esos momentos

que dejan recuerdos

en la memoria.

Día a día, amanece

y al igual que todos,

las preocupaciones aparecen

en el viejo espejo

que siempre nuevo parece,

y en la noche su reflejo pregunta

por las respuestas olvidadas.

Bebo la esencia de la vida

en una copa transparente de bohemia,

sintiendo en los labios

como la espuma de la existencia

se precipita por la boca,

recordándome la batalla

de las horas perdidas

en los cuerpos del presente.

Día a día, la memoria se pierde

en el fango de los recuerdos,

suspirando el fuego

del pasado que se apaga

en la duda de la realidad, en el después,

de la verdad y la mentira

que hay en mi vida.

Año a año, caen

las hojas del calendario,

viviendo experiencias nuevas

sobre las brasas mortecinas

de lo vivido

donde mi huella marca

queda en sus cenizas, olvidada.

 

Pippo Bunorrotri.

 

6 Comments

A %d blogueros les gusta esto: