EL AMIGO

Con él compartí

en el desierto del tiempo

juegos, celos y traiciones,

fiebres de amores

y días de enfermedades

donde el desconsuelo

era sonrisas de alegría.

 

Por él, verdades oculte

mentiras firme,

engaños fingí

y realidades disfrace

con perfumes y ropajes

que su perfil engalanaba.

 

En el lento espacio

del engaño,

avanzo la muerte

de una ciega amistad

donde yo era el ciego

y él el hábil lazarillo.

 

Pippo Bunorrotri.

 

Tags:
8 Comments

A %d blogueros les gusta esto: