EL PRESENTE CONFINADO

Entre tumbas se consume

el lamento de unas tinieblas

que tempestad y tormento

trajeron el destino de un día,

evidenciando la desolación

de un mundo que corría en la frustración,

que en la decepción deplora.

El rencor del cálido latir

de un corazón que bombea golpes;

mas allá de las ciegas mascaras,

mas allá de los lisiados cuerpos indemnes,

mas allá del sentir de unos corazones ajados,

contra un mundo que ha confinado

el eco de su sueño.

 

Es cierto que en el tiempo

de un día futuro, el lamento

será ceniza del recuerdo

en el crematorio del olvido,

pero hoy insiste

en su mudo discurso sin palabras

confinando los recuerdos y los sueños,

esperando ese día del tiempo

en que pueda volver a ser libres,

retomando el origen de un pasado

que no será el mismo

en la imagen del presente nuevo

que empezara a ser el pasado

del incierto futuro.

 

Pippo Bunorrotri.

 

Tags:
2 Comments

Post A Comment