EL RIO

Escucho el gorgoteo del rio

acariciando los guijarros,

recorriendo con sus prisas

y tranquilos remansos

los enclaustrados meandros

de su libre camino cantarín

y mis incipientes pensamientos

vuelan en el viento de la cavilación,

abrazando el movimiento

de las cristalinas aguas

de un rio que llora

reflejando la armonía

de una realidad dispersa,

secuestrando el silencio

de un alma que siente

la limpia profundidad

de su sentimiento.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment