EL SENTIR DE UN SUEÑO

En el húmedo calor

de las nieblas,

del crepúsculo floreciente,

sentías el sueño

de unas palabras

dichas

en la noche pasada

de paginas estrelladas

que iluminaban

la almohada.

 

El silencio que invade

la mañana del amanecer

es la efímera sensación

de vivir

un pasado presente

que vuelve

para enseñarte

a esperar

el destello

del anhelo

de un deseo.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment