EL TIEMPO

El tiempo, trazo

quebradas vertientes,

empinadas sendas

de silencios

y soledades,

en las horas

moribundas

de mis días

agotados.

 

Por ellas, las horas,

descalzo caminaba

al borde de ese acantilado

donde las nostalgia

son cristales rotos

que se clavan

en mis plantas,

mientras camino

hacia el aliento

de una esperanza

que me haga sentir vivo.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment