EL ULTIMO SUEÑO

He visto al último sueño,

perderse extrañado,

gritando entre la nebulosa

del tenebroso bosque

de esa memoria apagada,

donde el ultimo día pasa

olvidándose de las Bautas

de esa existencia gastada

en las lentas estaciones

de las horas de un tiempo

que aun le sostiene

en ese segundo

de perdida mirada,

del interminable minuto

de una despedida olvidada,

Arrogante se presenta

en el umbral del atardecer

esa desdeñosa figura

de la incertidumbre

conduciendo al sueño

con su evadido encanto

hacia el luminoso vivero

que los recuerdos guardan

en el reino perdido

de los sueños.

 

Indeciso el sueño se revuelve

golpeando las paredes de la oscuridad

donde las sombras persiguen amaneceres

de remotas edades de penumbras

y colores, donde habitaron

sus hermanos los anhelos;

el solo quiere dejar huella

en el polvo del camino andado

con lentos dones;

pero un estremecimiento

tronca las costumbres de sus deseos,

pues a lo lejos ve

como se mueve su melodía

dejando su rostro, indomable,

vació.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment