EN UN TIEMPO LEJANO

En el tiempo lejano,

de un día olvidado

en una lozanía sediciosa

que se ha perdido

en crepúsculos sombríos

de claro-oscuros,

me despedí en secreto,

convirtiéndome en caminante

de un viaje sin regreso

por una pradera sin ideas;

en ese ajetreado zarandear,

por ese tiempo de episodios

en las horas arañadas a los días;

hubo lagrimas y llantos

y sabanas empapadas

de sudores, de pasiones

que dejaron

carcajadas de jubilo

y sonrisas sin terminar

que escribieron rencores y fobias.

No fue suficiente, para dejar

el bastón de caminante

apoyado en el olvido de la ilusión,

para vestir un sueño,

ese que me hacia volver

de un tiempo lejano

en el parpadeó

de ese mar

que agita mi vida

vivida.

 

Pippo Bunorrotri.

 

Tags:
No Comments

Post A Comment