ENIGMATICO DÍA

En aquel enigmático día,

en que mi mente pensó

que ya no tenía más horas

en el tiempo de mi destino;

en la inconsciencia de la razón

renació la esperanza,

refugiándose en el suspiro

de ese lento tiempo

de la nada

donde la hoja

del aliento

mueve el bosque

de la indiferencia,

haciendo que en la mente

gotee  lentamente

el expreso deseo

de una vida renovada

que se expande

en el río de la existencia.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment