ENSOÑAMIENTO

Bajo el florecido almendro,

con el reflejo de la luna

iluminando mi sombra

cierro los ojos

y me adentro

en ese sueño

que no quiere morir;

en él arranco

pétalos de rosas,

una por una,

aspirando su aroma

sumergiéndome

en ese mar

de remembranzas

donde la lagrimas

caen sacudidas

por el tiempo.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment