ESA BÓVEDA DE CRISTAL

Bajo la bóveda de cristal

de la baldía soledad

el anquilosado sueño

imagina en halo

como unos labios húmedos

diseccionan cuidadosamente

el alma de unos susurros

que iluminan el cerco

del rostro olvidado

de aquel amanecer

desmenuzado

en los encendidos

atardeceres.

 

En este momento

en que el sueño

juega a ser una realidad,

me gustaría recuperar

el denuedo de aquel tiempo

y luego caminar

por el camino compartido

con una sonrisa en la mano

borrando, con el susurro

de mis palabras,

el amargo antes vivido

emergiendo de las tormentas

de la vida, las pequeñas

y grandes esperanzas,

que son ligeras caricias

en el final

de nuestros días.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment