ESA MIRADA

Mire el horizonte del mañana

y en sus  espejos embetunados

vi el reflejo

de las sombras del ayer

empeñadas en disfrazar

sus egoísmos,

que no son más que las decepciones

de un futuro que se acerca

donde los sueños

se queman en el fuego

de las brasas encendidas

de los sentimientos.

 

En el espejo del hoy

un extraño anciano me mira

con una mirada fútil

carente de sonrisas

y un rostro lleno

de arrugas despiadadas

por el tiempo

donde la melancolía

es un sutil dolor, que espera

que en el reflejo del futuro

los recuerdos serenos

hagan olvidar los lamentos

de un pasado vivo

y que la libertad

siga siendo el deseo

que nos mantenga vivos.

 

Pippo Bunorrotri

 

5 Comments

A %d blogueros les gusta esto: