ESA SOLEDAD TUYA

Destacado

Las palabras se suicidan

en esa soledad tuya

donde unas lagrimas

corren tras la lastima

de tu llanto.

 

Las vacilaciones vienen

para calcinar en la mina

la vida de un sueño.

 

No hay nadie

a quien dejar

un abrazo…

ese abrazo

del adiós.

 

La soledad ha llegado

para invadir

tu sangre

porque a olido

a vació, a penuria.

 

Porque alimentas

a la soledad

con esos miedos

perdidos en el laberinto

de tu destino.

 

No sé nada de aviones,

ni conozco la dirección

de los vientos

pero tu soledad

debería tener alas

para que vuele libre

sobre ese destino tuyo.

 

Pippo Bunorrotri.