ESAS SOLEDADES

Mil paisajes distintos

se perfilan en la planicie

de ese mar azulado

donde los delfines

persiguen sueños;

sueños rotos

escapados en la tarde.

Mil días de soledades

con sus lagrimas derramadas

y sus palabras difuminadas,

dichas al silencio

en el llanto de un mar

que refleja el futuro

confuso en el hoy.

Buscas excusas, para detener el tiempo

y no hay excusa alguna, que detenga tu mirada

en el horizonte de ese mar

que sus olas bailan y cantan

el infierno de un presente

que se acerca al futuro

de un sueño, que se rompe en la playa.

No es la espuma que en la arena

escribe los besos, los abrazos

de unos recuerdos,

que se pierden

en los pasos húmedos

que el tiempo deja

en la arena de la playa.

Mil miradas dejas

en el horizonte

de ese mar mediterráneo

que abrazan los momentos

de tu vida, en las tardes

penumbrosas

de mil soledades.

 

Pippo Bunorrotri.

 

10 Comments

A %d blogueros les gusta esto: