ESCUADRA Y CARTABON

Las tardes se inclinan

en el cartabón de las horas

de un pensamiento

que se escapa

en el suceso

de un segundo

que parpadea

la duda

de su pesar.

 

En la escuadra

que delimita las horas

el tiempo se abre

embistiendo a ese sueño

que revela la imaginación

de un deseo.

 

Entre escuadra

y cartabón

se dibuja

esa línea etérea

donde transitan

las transparencias

de un sentir

que no decae

mientras recorre

el etéreo pensamiento.

 

Pippo Bunorrotri

No Comments

Post A Comment