Escribo en el sosiego de mi existencia, torcidos renglones en el rincón de la luna, en esa esquina donde todo cambia, siguiendo la decisión de la mente que vaga sin acuerdo ni compromiso, llevándome libre a donde todo cambia; la prosa es el recuerdo de la memoria y la poesía es la esencia limpia del sentir profundo.   Es lo que siento cuando escribo en...

Dos folios emborronados de palabras descosidas rasgados en la ira de ese momento del desconcierto, rompen el silencio del poeta peregrino que desentierra el dolor de un sentimiento viejo, mientras el corazón piensa en la herida cicatrizada de aquel instante escarpado.   En el cansado rostro del poeta peregrino emerge el capullo de una sensación que zarandea las hojas de un cuaderno sin...

Rebusque explorando en la atenazada oscuridad de los fantasmas de mis miedos, los fragmentos escarchados de aquel sueño  retirado en el monasterio del sigilo, erigido en deseo de unos instantes retratados en la memoria, quebrados, desmenuzados en la ira del enojo, en la desesperación del engaño.   Dejo en la soledad del silencio que la sosegada memoria acune el propósito acariciando el pensamiento, que...

Se ahoga la tristeza en el cofre envejecido de los recuerdos maduros, mientras la esperanza vuela como vencejos oteando el horizonte, escarchado de sedosas nubes que cubren sombras, interpelando la mirada al tiempo espectador del ahora inquieto hacia donde caminan, tristeza y esperanza con su paciencia en alpargatas y los harapos de la añoranza, por la avenida de la memoria.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/YrLk4vdY28Q...

Se ahoga la tristeza en el cofre envejecido de los recuerdos maduros, mientras la esperanza vuela como vencejos oteando el horizonte, escarchado de sedosas nubes que cubren sombras, interpelando la mirada al tiempo espectador del ahora inquieto hacia donde caminan, tristeza y esperanza con su paciencia en alpargatas y los harapos de la añoranza, por la avenida de la memoria.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/jnSgUwiKYpI...

Terco el corazón, con sus latidos persigue los recuerdos de un  tiempo desnudo de alma, entre intrincados instantes de los momentos de una existencia, encerrada en la asfixia de un ego vacío de sentimiento, que corre tras el vuelo de una gaviota que surca el horizonte, entre los sonidos de un mundo sin rostro, ni definido destino.   Terco el corazón con sus latidos persigue ese...

A la hora en que la noche duerme sola, el cansado corazón, en el silencio de su soledad se calma, haciendo que la mente recuerde los pasos de ese día que muere bajo las estrellas, observando su reflejo en su destello.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/450p7goxZqg...

Sonrisas falsas ocultan en el trance de su mueca, esa lagrima fría vestida en la sombra, con los harapos de una alegría engañosa, que abofetea la emoción de unos recuerdos que quieren estar lejos de la ira, de un corazón que finge sentirse dichoso de la existencia, traicionando  la memoria de su vida.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/4qKqM0-VBc0...

En el color de otoño esta el padecimiento de tu existencia, y en las hoja secas de su caída, el desgaste de tus horas, que se agrietan con el viento del tiempo de ese recuerdo perdido y olvidado en la esperanza desvanecida, de ese otoño que transita hacia el invierno donde renacerá una verde primavera que de insultantes colores pintara un nuevo otoño.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/9hAZtVEkolo...

Te deslizas en los remolinos de la añoranza, llegando al lago estancado de la melancolía, haciendo que las cicatrices de las viejas heridas curtidas en el sol del tiempo supuren lagrimas derramadas, envolviendo la tristeza de unos recuerdos hirientes, que revelan un futuro que es presente oscuro de un pasado olvidado.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/Yr8xDSPjII8...

Yace mi cuerpo en la magestuidad de la noche, viendo como el mudo silencio batalla en las sombras, a pecho descubierto, entre voluntad y deseo haciendo que ese eterno instante del enigmático sosiego refleje la soledad de la memoria, que contempla la luna para que le infiltre ese valor necesario para escuchar sin fobia las añoranzas de la congoja de su dolo.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/d8RYUZT57XA...

Acaricio los recuerdos de aquel tiempo inquieto de plúmbico horizonte y descabalgadas horas donde nos amábamos en la esfera blanca de un reloj de nácar, donde la pasión era una estampida, donde los latidos del corazón el tumulto de una batida, donde la calma era la prisa desenfrenada, donde le sofoco encendía el deseo, donde las caricias eran tenues gemidos que exaltaban el...

Tú sonrisa me arrastra por esa playa blanca de pulcra arena menuda y conchas desmenuzadas, donde la blanca espuma, de las agrietadas olas de ese mar nuestro, dibujan las filigranas de nuestra distinguida desvestida sustancia.   Tú mirada azul celeste hace que vuele evadido de los pesares mundanos como una cometa alargada cortando el viento racheado, haciendo que las nubes se abran...

La niebla, no deja huellas en la nieve.   El amor deja, profundas cicatrices que escuecen la alargada herida de la sombra dolida, que dibuja surcos en la niebla de las huellas en la nieve.   La niebla, es el manto frio del lamento.   El amor padece, en las ciegos añoranzas que caminan en la nieve de un blanco sueño que prende estrellas. La niebla, esconde en su regazo los...

En la hojas muertas de un otoño que llora en el ocaso gris de los atardeceres rotos, el eco del silencio envuelve con la niebla del sudor fatigoso del día los zarpazos visibles en la mirada de la ladera, en la que el sol ha dejado con el látigo de sus rayos, el desordenado enredo de un...

Nada quedara de mis sueños en el calendario del día a día.   Nada quedara de esta existencia mía en el círculo de la vida escrita en la añoranza del desuso.   Nada quedara, solo un punto en el ahora del instante de una añoranza en el inmenso firmamento del  penoso lamento.   Nada quedara que revivía el recuerdo de un ayer sin olvido.   Nada quedara de unos sueños sin...

Me sumerjo desnudo en las horas del sueño y los arcanos sentimientos del silencio plano descubro sombras en la oscura noche, y como estilete delfín nado es ese océano de fantasía utópica hacia esos universos desconocidos, iluminados con el anhelo de un sueño que libre vuela en el diáfano olvido mostrando rostros sin soplo en el cándido parpadeo de mi inocua...

Se desvanece en la memoria la verdad de un pasado que firmo la irreverente dicha de una existencia esclava de las emociones de unos recuerdos inconscientes y en el húmedo ahora resurge el presente de un letargo inquieto que libera emociones sentidas de ese instante que se desvanece en el atardecer de una añoranza que deja huella.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/Nq_X1AcXwZY...

En el dilatado cedazo del tiempo que corre se criban voces amplificadas de las ásperas texturas de esa existencia descompuesta en la ignorante duda.   El afilado paginado fomenta con su alegato crónicas infectadas en el arraigo de la desproporcionada razón de unas palabras que plagian las huellas de la realidad de un sueño que grita por la verdad de su existencia en...

Te busque en desiertos sin fronteras, ni horizontes, caminando en la línea del abismo del vacío.   Te busque llevando de ti una fotografía sin aspecto, ni líneas, llena de nubes y claros revueltos sin azules.   Te busque en la soledad de las preguntas y en el silencio de las respuestas dejándome el anhelo de una esperanza.   Te busque, te busque y en la tranquila meditación perdí el paso de mi camino sin encontrarte.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/AO1-68uB-OU...

El diverso cielo de suaves cielos con formas caprichosas murmuran sin ruido al susurro del viento como el blanco asombro del veteado día, se encomienda a la inesperada noche que se desliza sobre la mirada del suave atardecer de un otoño sin cuerpo, sin soplo, solo con el resuello de unas hojas muertas que recogen las lagrimas del desaliento.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/UH3lw3AtJVo...

Un beso llamo a tu puerta mas el arrogante abrazo rechazo la caricia de la boca, aun así, el licenciado beso en la convicción de su deseo dejo el mensaje cifrado en la entreabierta boca festinada por el arrojo de la misiva concisa dejo que las caricias colgasen del espanto para acoger la boca de ese beso...

Eres la musa, la inspiración del sueño de cada noche.   Eres la turbación de un instante sin tiempo.     Eres el repentino resplandor del latir de este corazón mío de palpitar incesante en la esfera del reloj de mi tiempo impreciso.   Eres la luz de la luna de mis noches sin estrellas.   Eres la fuerza, la decisión del arrojo del amanecer de mis días.   Tu eres la musa, del...

En la incertidumbre del mundo la oscuridad progresa con la lentitud de sus sombras bajo las parpadeantes luces de sus pretéritas añoranzas. Y en la ceguera de la noche las confesiones alumbran lo irreal de una vida que consume el mundo en las horas de los días con sus pasiones vacías que engendran deseos creando en la memoria ingenuas...

Te vas, en el crepúsculo del amanecer cubierto de plúmbeo celaje sin el velado adiós de serena despedida, sin percatarte tan siquiera de que contigo te llevas la sombra plateada de la existencia de mi ventura en el día a día, quedándome solo, sin sombra, en la pedregosa travesía de la tormentosa soledad de una realidad vacía. Te vas, y tránsito...

En el invierno nebuloso de un tiempo sin fronteras, trotaban las horas de unos minutos perdidos en los sollozos de un lamento, que en la memoria enjuagan en silencio el dolor de un anhelo acariciando los retratos del momento en el olvido de aquella vieja noche gastada en la memoria donde el espejo refleja el desnudo deseo del sueño de...

A mis manos le sobran caricias, a mis brazos le sobran arrumacos, a mi corazón le sobra descaro, a mi mirada le sobra arrogancia.   Pero aun así te amo.   Mis besos se enredan entre desgastadas  palabras, mis caricias se pierden entre las sabanas y tu cálida piel delicada y perfumada tenue en el halago.   Pero aun así te amo.   En la soledad del ruido me...

Esos amantes perdidos en el desconsuelo y el desanimo, en la indecisión y el titubeo, que en la noche oscura se abandonan a la memoria, escuchando el susurro de la almohada que le habla de dos que fueron uno; de la pasión de uno, del deseo del otro, del aroma de su piel, de las caricias recordadas escritas en la añoranza, de...

El encanto de la noche se envuelve entre estrellas iluminando el universo de una mirada que corre con premura al encuentro del latir de su corazón que languidecía en la magia de un tiempo que se precipitaba por el oscuro abismo del agrietado vacío.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/0bjB-IWEYI0...

En los ecos de la noche, cuando la luna ilumina ilusiones y anodinas promesas, que cuelgan del hilo de las horas que pasan, destellos de adrenalina hostigan la pasión de la fantasía de un deseo mortecino en las brasas de una añoranza que fue un sueño, y en el universo apagado de la razón de la mente buscas esa lejanía donde...

Nunca manifesté lo que el deseo del corazón anhelaba, sin embargo ame lo que el tiempo me mostraba con la evidencia de su realidad.     Deseche las horas perdidas de la fabula de un calendario y en las dudas hipócritas de los días remarcados, perdí los minutos de mentiras y engaños de unos sueños equivocados.     Nuca quise instantes olvidados. Siempre quise, momentos en el recuerdo de la...

En el alocado impulso de las emociones, sientes ese silencio que acaricia tu espíritu placido, vibrando en el tambor del discernimiento la esperanza aguardada.   En el disparatado ímpetu de las emociones, la luz del nuevo día hace renacer la algarada de ese sueño alborotado en el tiempo que perturba sin templanza el entresueño lucido de la noche oscura.   En la insensata  tentación de las...

En el entarimado de un viento calmo pasea descalzo el amor de un deseo mostrando la pasión de su descuido, encontrándose con la sonrisa del sentir sin miedo.   El viento murmura, susurra y grita sobre el pensamiento de una felicidad que acaricia sentimientos encontrados en la encrucijada de dos destinos con el acorde perdido en la cautela del recato de la tímida inocencia que boceta sueños en las...

Me gustaría, dormir al tiempo para tatuar en su espalda la sonrisa de mi amada.     Me gustaría, aplacar las horas para sentir el cálido aliento del beso de tus labios.     Me gustaría, despertar al anochecer para navegar con la pasión de mi deseo por tu cuerpo.     Me gustaría, ser el tiempo de tu sueño para acurrucarte en el moisés de mis brazos.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/FzuoD7dxvq8...

Nubes negras galopan desbocadas en su deserción, en el encapotado cielo plomizo y en la topada de su pugna por la marcha precipitada, lagrimas derraman sobre campos sin batalla, sobre calles sin desorden, sobre nidos sin golondrinas, haciendo sentir el pesar de su abandono.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/7FWMBqjxX20...

Esta noche de otoño bajo el cielo encapotado la añoranza se desliza entre las paginas de la memoria fascinada que embelesada contempla la caricia de tu mueca arropada en ese aroma tuyo que en mi piel se pega y a mi memoria emborracha de deseo.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/hwEFJF6h4jM...

La ciudad perdida entre las añoranzas de las formas alabeadas, borracha de luces artificiales que iluminan las sombras que esperan el recuerdo, acechando las callejuelas donde se perdieron las primeras palabras tartamudas, los primeros besos entrecortados, las primeras caricias despojadas de temblores y escalofríos que fueron suspiros a las estrellas de un sueño.   En la ciudad perdida en el acento...

En la gamella de mis brazos lleve tu amor hasta el mar encantado donde nacen los sueños de dos corazones que lagrimean su pesar y en el suspiro de la bajamar, con el llanto de la pleamar guarecí de tormentas tu amor y mi amor en la oquedad del acantilado esperando indolente que ese mar encantado acune nuestro amor bajo las estrellas y con el suave...

En el final de la senda del día pisado, el cielo derrama la lluvia de sus lagrimas tras la borrasca sonora de sus lamentos dolidos esperando que tras la lluvia de sus sollozos brote la amapola de la esperanza de un sueño.   En el final de la senda del día transitado un gorrión canta al sopor del sol naciente que se...

Cuando la dejadez, el descuido vuelan emancipados como mariposas de cristal sobre el almendro floreado de tu vida disfrutada.   Cuando el silencio es desidia en las horas de tu día a día construido sin palabras.   Cuando la apatía llena el tiempo de la soledad de tus minutos inquietos.   Cuando escuchas los suspiros de tus sollozos, en ese momento concreto, preciso instantáneo, intuitivo en que la certeza es transparente, nace...

En los días deshilachados por las costuras de la vida, corro y vuelo entre la espesa niebla que esconde la esbelta figura del sol que ilumina, llevando en la palabra el deseo de un sueño que quiere cabalgar en la cresta de las olas de una prosa incierta que encienda una vela de esperanza.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/H-Kj3L8gEcE...

Nubes negras galopan desbocadas en su deserción, en el encapotado cielo plomizo y en la topada de su pugna por la marcha precipitada, lagrimas derraman sobre campos sin batalla, sobre calles sin desorden, sobre nidos sin golondrinas, haciendo sentir el pesar de su abandono.   Pippo Bunorrotri https://youtu.be/DtbBKsCs-2Y...

En este tiempo oscuro de odios y rencores, de codicias desmedidas, de egos endiosados en ocultas razones, que unos azuzan con rencor y otros silencian por miedo al endiosado ego.   En este tiempo oscuro de muerte y dolor, donde unos reclaman sumisión y capitulación y otros proclaman rebeldía y libertad, los recuerdos son borrones y los sueños se han vaciado en el insomnio de...

Aquel sueño trazado en el cuaderno apaisado de un tierno infante sin quebranto y con sollozo, pensamiento eterno de un instante de simples tonalidades llenas de emoción reciente retenida en la infantil memoria, se ha convertido con el tiempo construido en definida sombra de una existencia de rastro sombreado oculto tras el velo de una infancia llena de imaginación, que en el hoy...

Cuando miro tú rostro una sonrisa natural sin patria ni ley tenuemente en el infinito de las miradas oyentes se difumina en la pausa del tiempo quieto iluminando el mío, mostrando la felicidad de ese dulce sentir al reflejarme sin pensar en esa mira tuya que implacable se adentra sin miedo en mi corazón herido. Las caricias de tus manos estremecen...

Las tardes se inclinan en el cartabón de las horas de un pensamiento que se escapa en el suceso de un segundo que parpadea la duda de su pesar.   En la escuadra que delimita las horas el tiempo se abre embistiendo a ese sueño que revela la imaginación de un deseo.   Entre escuadra y cartabón se dibuja esa línea etérea donde transitan las transparencias de un...

Mar tranquilo, que sobre tus onduladas olas la desnuda  palidez del sol se refleja majestuosa en el albor tranquilo del día usado.   Mar tranquilo, de petulante ajetreo, háblame quedo de las horas sobadas antes de ver la placida noche de blanca luna.   Mar tranquilo, de acrobáticos meneos que escondes tus olas en la parad deslizante de tu vientre oscuro para no mostrar el orgullo...

La soledad es grotesca en el vacío océano del enigma de la vida, donde la verdad es el reverso de una mentira que sestea mientras en la oscuridad tergiverso el sentimiento del verso de un poema que no tiene esquinas y que su principio es la falsedad con la que roció el sentir del grito de un alma que lleva...

La mente camina en los pliegues del tiempo borrando formas y emociones que son olvido, escondiendo las siluetas del recuerdo de unas sombras en la extraña añoranza, bocetando las sonrisas de unas siluetas que pasman a los pensamientos confundiendo suspiro con lamento en el sueño.   Las manos buscan la extraña armonía de esas siluetas que el pensamiento de la mente esconde con...

El denso silencio aparto su mirada de la soledad de mi alma y las palabras lentamente se deslizaron por la ladera del vaporoso viento con el ultimo rayo de sol donde mi sombra dibujaba el zaguero gesto de un día que termina en el principio del sueño que posee la noche perdiéndome en el magnetismo de su tiempo sin horas.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/Bb9efBlYlPc...

Desearía que mis palabras fuesen mariposas que anidaran en tu corazón, susurrando en el silencio el sentir del mío.   Desearía oler, a ese aroma que implora el perdón de la duda, el indulto de la desconfianza.   Desearía que tu sonrisa viniera tranquila en las ondas del viento sereno para llenar las arrugas de la almohada.   Desearía ser ese sueño que en tus noches de nocturna soledad te hiciese compañía.   Desearía ser el guardián de tus...

Mi cielo no tiene nubes. Mi mar no tiene oleajes. Mi viento no tiene tormentas. Mi cielo. Mi mar. Mi viento. Son el refugió de esa tristeza mia que serena sonríe. A ese cielo de nubes emborronadas. A ese mar de encrespadas olas. A ese viento de ruidosas tormentas que envuelven la tristeza del mundo que mira.   Pippo Bunorrotri. https://youtu.be/SEzVmUGThrA...

Cuando la añoranza del tiempo transcurrido miro dentro de mí, con esa mirada despejada de dudas, de pesares y desesperanzas, descubro los pequeños secretos que dieron forma y dimensión a la vida de esta existencia caminada y trotada que cabila en esos momentos de felicidad, en esos instantes de pasiones disfrutadas, en esas emociones inesperadas, que se convierte en los misterios de un alma que duerme detrás...

Esas mujeres aristócratas del estar que su rostro dibuja el sufrimiento dolido de su alma rota.   Esas mujeres cortesanas del día que en sus ojos corre la velada melancolía que con destreza esconde en el sollozo mudo de una lagrima.   Esas mujeres señoras del silencio que en el inmediato suspiro del lamento de su alma castigada siente la inclusión del dolor de su...

A la paloma blanca le han roto las alas. A la rama de olivo le han caído las hojas, que vagan en el viento de los campos de la muerte.   La paloma blanca salta de suspiro en suspiro entre sollozos y lamentos en la nebulosa  penumbra de este presente de gritos, acezo, fatigas y suplicas, donde esperanzas...

CAMINANDO   Cuando la vida desahuciada peregrina solitaria A la hora del frio ángelus sublime Mirando el final de tu horizonte Iluminando el oscuro vacio de tu silencio No alcanzando a todos el adiós de tu suspiro Alzando torpemente las manos al cielo que oscurece tu mirada No habiendo hojas en blanco sobre...