ESE DOLOR QUE PERSISTE

El tiempo pasa,

el dolor se mitiga,

pero resiste

en el recuerdo.

Cuando el dolor llega

lo disfrazas

con palabras vacías

y sentidas,

y en el desfile

de miradas

que te dejan

besos

en las mejillas

y palabras

en un diario

que no lees,

que cuando termina

lo metes todo

en un baúl

que escondes

para que no sufra.

 

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: