ESE SUEÑO

Cierro los ojos

ovillándome

en el pentagrama

de un sueño,

dejando en la mente

a las sesudas notas

de su sinfonía,

que acaricien

ese silencio

que inquieta

al pensamiento,

que como buen amante

viene a mí

para acurrucarse

entre mis brazos,

dejando que la pasión

cubra con su sabana

nuestros cuerpos desnudos

y llenos de deseos.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment