ESOS MIEDOS

En este momento

de miedos e incertidumbres,

el tiempo se desvanece

en la penumbra

de nuestras soledades,

desvaneciéndose el surrealismo

de nuestros días ventilados,

adentrándonos

en el desasosiego

de nuestros miedos,

donde nuestra libertad

ha sido detenida

por ladrona del tiempo,

por ese juez invisible

despiadado campeador,

que lastima,

que impone reglas,

desterrándonos a una esquina

donde asustados vemos

el plúmbico día de espera

que no llega,

pero que se le espera,

para batir al juez invisible

con un viento nuevo

y un tiempo aprendido.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment