EXTRAÑAS

Extrañas emociones cuelgan

en el parpadeo de la aurora

de ese día despreocupado

donde el pensamiento

camina sobre dunas de arena

envueltos en los olvidos

de un ayer imaginario.

 

No hay soles,

no hay lunas,

solo el cabello blanco

de un rostro

sin memoria.

 

Extrañas emociones

se reflejan

en esa mirada vaga

que se lamenta

por unas lagrimas

distantes

que suspiran

deseos oníricos.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment