FACUNDIA

Posterga tu facundia

cuando en mi lánguida mirada

el empíreo deseo

se deslice por tu cuerpo

con el cincel de mis dedos

silenciando

el gemido imparable

de tu anhelo,

que llena de delirio

las cóncavas hendiduras

que el legado de un ayer

ha dejado en mi cuerpo

convirtiéndolas en

imperfectas nostalgias.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

A %d blogueros les gusta esto: