HAY DÍAS

Hay días, que me busco

y no me encuentro

solo veo borroso reflejo

de lo que fui en el ayer

no tengo valor de enfrentarme al día,

quisiera que el tiempo se detuviera

en la hojarasca del viento,

para mirar en el horizonte del pasado

y ver los pasos cambiados de mi vida,

esos gestos inesperados

en las noches desvestidas

donde el vértigo del miedo

te atenaza y el corazón se resigna

a vivir la vida de cualquier manera

en este mundo

que nos habla a todas horas

de penurias e incomprensiones

de egos exacerbados

que a la razón deshonran,

de esa mirada por ser primero

porque ser segundo es perdedor

sin darse cuenta

que entre el primero y el segundo

no hay distancia

solo les separa una mano,

esa que hace falta

para caminar hacia adelante pegados

extendiendo la derecha y la izquierda

para que el tercero y el cuarto

se levanten.

Hay días que me busco

y no me encuentro

solo veo el reflejo de la sombra

de lo que ayer fui,

y a ella le pregunto

por ese valor que perdí

para seguir adelante

en esta vida

de perdedor errante.

 

Pippo Bunorrotri.

 

4 Comments

A %d blogueros les gusta esto: