LA BATALLA DEL DESTINO

Hoy en este crepúsculo del alma

que nace con su azul acostumbrado,

el sino de mi vida se esconde

tras las plúmbicas nubes helicoidales

el presente, su ternura guarda en el armario,

el pasado, notario y registro de una existencia

niega la mención de las horas…

 

…mi voz no responde

al encanto de la agonía.

 

Agotado por el peso de la batalla del destino

sorteo la refriega del momento

donde el sudor son lagrimas

apartándome a la vera del risco de la meditación

para descansar del sofoco

en el suspiro de ese instante

en que los sollozos se escurren

y la oscuridad se vuelve penumbra.

 

Quizás mañana, cuando

el alba apunte su día

me levante ajustándome

la vieja armadura,

de caballero hidalgo,

y salga al campo de batalla

a reanudar la lucha

con ese destino

que se camufla

entre las mascaras

del presente vago.

 

…dejadme que hoy duerma

sobre mi sueño roto…

 

 

…dejad que mi pena

se consuma en el humo

y la brisa de la noche

dejándome el recuerdo

de su olvido.

 

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: