LA JUSTICIA DEL TIEMPO

El tiempo nos barre,

nos empuja, nos amenaza,

siendo la cadena plateada

de su reloj de bolsillo,

ese que marca los segundos

de nuestra vida

desde el primer llanto.

Nos quemamos,

hasta convertirnos en tizones,

en la llama del sentir

reduciendo a cenizas

las sombras de los sentimientos

de lo que hacemos y somos

alimentando las heridas

de nuestros llantos.

Pasamos el tiempo

persiguiendo lo perdido

como si eso fuese

la verdad que deseamos

abrazados como recién nacidos

a nuestra propia sombra

siendo su sombra.

El tiempo es un juez,

severo,

su justicia aplica,

sin recelo,

a nosotros que robamos

los segundos, los minutos

de un reloj que no es nuestro

sino de la existencia de la vida.

 

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments
  • lucesysombras
    Posted at 10:38h, 23 abril

    cuanto tiempo perdido buscando lo innecesario
    y no viviendo el presente
    letras que dan que pensar en lo que no hacemos y nos arrepentimos
    saludos

    • admin
      Posted at 10:42h, 23 abril

      Gracias 😊. Un saludo

A %d blogueros les gusta esto: