LA MENTE

Tumbado cara al sol

la mente rebobina

las horas de un ayer,

que han visto

el tiempo de los días

y el vago sonido

de ese tiempo,

feliz y despreocupado,

golpea la mente

envolviendo el pensamiento

en esa burbuja de aire

que hace que se conserve

en la memoria de las horas,

que se extinguen

antes de volver

al latir de la vida

con la burlona sonrisa

de hasta cundo perderse.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment