LA NOSTALGIA ENCERRADA

Cuanta nostalgia

encierran los recuerdos

de ese viejo que contempla ensimismado

el rompeolas de las horas

en el espigón del tiempo,

de aquel niño

de cándida mirada

que desde la cima de la colina

contemplaba el mundo

tatuando sus sueños

en el viento.

 

De aquel cándido niño

que se hizo viejo caminando

por los pedregosos caminos

de un mundo de carreras,

donde los gritos,

eran voces desgarradas

que rompían los silencios

y donde las risas

llenaban los parques

de suaves paisajes

contaminados por la desidia.

 

La suave brisa

traía soledades

entre las sendas de un mundo

de hojas cambiantes

que aguardaban el deseo

de un día de alegres melodías,

de ese niño

que se hizo viejo,

de ese viejo

que se hizo niño

por unas horas.

 

Pippo Bunorrotri.

 

Tags:
6 Comments
  • O., Luces y Sombras
    Posted at 08:52h, 27 febrero

    bonito!!

    • admin
      Posted at 09:32h, 27 febrero

      Gracias 😊

  • Angel Voset
    Posted at 16:09h, 27 febrero

    Muy bueno mi amigo… gran sentimiento.

    • admin
      Posted at 17:01h, 27 febrero

      Muchas gracias…Saludos

  • Pola Guadal
    Posted at 21:54h, 27 febrero

    ¡Fascinada!

    • admin
      Posted at 22:43h, 27 febrero

      Muchas gracias 😊