LA PALABRA ESCRITA

La palabra nace

en la empinada colina

de la humilde mente,

en una cueva blanca

donde el pensamiento bombea

sus dolores, sus temores,

sus pesares y males,

donde tú “escritor, poeta”

tratas en el recogimiento,

de componer la locura,

el martirio, el deseo

de tu inmensa pasión

por la escritura;

esa palabra dibujada

cuya ausencia

te produce locura.

 

Tú “escritor, poeta”

en el descuido del tiempo

muestras ese retrato roto

que a veces te trae

la desesperada melancolía

donde anida

el desgarrado llanto

de la agonía

des un silencio

desgastado.

 

Tú “escritor, poeta”

con el sesgo de tus dedos

tratas de recomponer

en la página en blanco

de la colina de tu mente

el trance de unos recuerdos

que fueron asombro

de un tiempo ausente,

e insulto perdido

en el frondoso recuerdo

del antes de un mañana

en la memoria futura.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment