LA VOZ DE LOS SENTIMIENTOS

En los ajados pastizales,

soñolientos,

de una vida ajada

el enojo estalla

y la duda

reanuda su pastoreo

en los húmedos pastizales

de la impotencia,

comenzando el pensamiento

a clasificar los sentimientos;

esas voces

que se aferran

a tu mente confusa

esculpiendo los rostros

queridos,

odiados,

por ti,

por mi,

que nos hacen descender

a los infiernos

o ascender

a esos cielos

donde la vida

es un sueño.

 

Las mudos vocablos vitales

que caminan en el juicio

de la conciencia

forman palabras

que te hieren

y en ese sufrimiento

de dolor, hayas

los tristes colores

de unos gemidos

que te calman

en el azar del viento

descubriendo

nuevos campos

donde broten semillas

que dejan huella

en tu sino.

 

Pippo Bunorrotri.

2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: