LAS HORAS

En la caverna

de las horas

que se acaban

te mire a los ojos,

a ti, verdugo!

de la noche oscura

y en ella hallé

terror, asolación,

sufrimiento,

por lo que queda

arrepentimiento

por lo perdido

en la duda del dolor

por los sueños olvidados,

por la vida apagada

de la indignación

del sentir

y el olor nauseabundo

del último suspiro

inunda el viento

de mi despedida.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment