LOS HIJOS DE HOY

Los mancebos

de esta época global

ven pero no miran,

hablan sin palabras,

con imprecisos signos

que describen la nada;

escuchan sin escuchar,

prestan los oídos

a los puntos suspendidos

de una oración

sin principio ni final;

prestan atención

a las pausas

de las horas desiguales

que se balancean

en el encanto

del exhibirse.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment