MELANCOLÍA

En la galera

de mi alma

escondo el silencio

de la añoranza

del ayer.

 

En la soledad

del atardecer

miro por la ventana

buscando los recuerdos

de este presente

que camina con fatiga.

 

El mar se ha calmado

y su sinfonía corteja el horizonte

mientras sus onduladas ondas

rompen su suspiro

que los mira fascinado

por el beso de las olas.

 

Siento como un pedazo

de mi vida añeja,

lentamente se abalanza

con su nostalgia, sobre el espigón

de rocas ajadas de mi alma

que está en otro universo.

 

Es posible que pronto regrese

con su mochila cargada de lamentos

pero mientras esto acontece

mi corazón fruncido oirá las razones

del intervalo de esa nostalgia

del tiempo, sin miras, ni entresijos.

 

Pippo Bunorrotri.

 

6 Comments

A %d blogueros les gusta esto: