MIL RECUERDOS

Mil recuerdos

hacinados

en el sarcófago

del olvido,

tornan cansados

a la memoria

sin retorno,

ni tiempo.

 

Mil recuerdos

en el infierno

de los días

de una vida

desbastada

por las horas…

de los momentos,

por los minutos…

de unos instantes,

sin espera

ni regreso.

 

Mil recuerdos

sin rostro

ahorcados

en el deseo

del suspiro

de una pasión

inesperada.

 

Mil recuerdos

sin nombre

con palabras mudas

que escribieron

las estrofas

de unos versos

sin letras,

llenos de memoria,

llenos de sentimientos,

que de lágrimas

llenaron

sonrisas ausentes.

 

Mil recuerdos

de un ayer

que buscan

un mañana

en el amargo ahora

de un día que termina,

que será feliz

sin mil recuerdos.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment