NO DORMIRÉIS

No yaceréis en mi almohada,

malditas pesadillas aletargadas,

que como cuervos nocturnos

podáis mi sueño

con vuestras tristes sombras.

 

No yaceréis en mi almohada,

con la miseria de vuestro odio,

no pisoteareis mi corazón herido,

os ahogare con el canto libre

de la pasión de mi vida

si dejar de ser un noble poeta.

 

No yaceréis en mi almohada,

malditas pesadillas de tortura;

porque mi mente…,

no duerme,

porque mi espíritu…,

siente la vida,

porque la luz de mi memoria…,

os es ciega.

 

No yaceréis en mi almohada,

porque la muerte

solo es vuestra victoria,

porque la vida…,

es mi batalla y mi derrota

antes que mi muerte…,

mi muerte…,

esa en la que vosotros sois

la miseria fecal

de mi odio.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment