NO PROMETI

No te prometí una vida

de venturas y desdichas,

si días de gozo y felicidad

en la contingencia

de las inagotables horas

de nuestra vida.

 

No te ofrecí estrellas,

ni lunas menguantes,

si la imaginación

de la prosa de mis palabras

que enriquece tu sueño

llevándote a caballo

hasta la luna llena,

convirtiendo tus noches

en imperecederas diferencias

donde los besos se quedan

y las caricias son sabanas

que cubren tu cuerpo

y sanan las cicatrices

del tiempo.

 

Pippo Bunorrotri.

No Comments

Post A Comment