SE ME OLVIDO

Tú rostro se me olvido

en el recuerdo del tiempo

donde el olvido

no tiene nombre,

solo lagrimas secas

sobre la almohada

que empapan mis sueños.

Se me olvido tu boca,

esa boca sinuosa

que en los atardeceres otoñales

mi rostro recorría

buscando el calor

de unos besos apasionados

que hablaban de deseo.

El sabor de tú piel

se me olvido en tu corpiño

de encajes amalgamados,

ya solo me queda

el aroma de la camelia

en las noches de luna

cuando pretendo abrazar,

tu sombra.

Escribiendo un poema

escucho el sonido rasgado

de tu voz aterciopelada

que se disuelve en las palabras

de los versos

que mi corazón recita

en el atardecer

de un recuerdo.

 

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments
  • Susana Ropero
    Posted at 02:18h, 01 mayo

    Muy bonito, buen día del trabajador.

    • admin
      Posted at 09:56h, 01 mayo

      Gracias 😊 igualmente, un saludo 👋

A %d blogueros les gusta esto: