SE PRECIPITA LA MUERTE

Se precipita la muerte

en ese instante

en que la brasa parpadea

en la somnolencia de su sueño

y la llama se viste de luto

escapando la sombra,

que durante tiempo camino

en las ondas del viento,

en el último suspiro

del tizón que sabe

que se convertirá en ceniza,

de un dolor que se muere

a orillas de un fuego

que se apaga.

 

Pippo Bunorrotri.

 

2 Comments

A %d blogueros les gusta esto: