SIGILO DEL LATIDO

Me muevo;

en el sigilo

de unos latidos.

 

Nado;

en el musitar

de unos pensamientos

que envuelven los pliegues

de mi añeja piel.

 

Galopo;

en la mirada que abarca

el abrazo anhelante

de un inesperado deseo

agazapado en el alma.

 

En mi pecho  baila

el reclamo de una sintonía

brotando de mis manos

los versos de una poesía

gravada en el enigma

de ese misterio,

que trae imágenes sedientas

de una lagrima que suspira,

en la noche esculpida

mientras duermo

en la sombra

que instiga

a esta alma

que ama la vida.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment