SUPLICAS

Suplicas al tiempo,

donde quiera que este,

que la brisa de su viento

acaricie mi cuerpo

para coser mis heridas.

He ahí mi silencio

que como oración

por las batallas del ayer,

suplicando perdón esta

en el amanecer del mañana

donde mi grito rugirá

en la sonrisa

de los tiempos.

 

Pippo Bunorrotri.

Tags:
No Comments

Post A Comment